Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

«Porque tuve hambre y me diste de comer» (Mt 25, 35)

Adoración Perpetua

1. San Pedro Julián Eymard y sus consejos espirituales sobre la Adoración “La adoración eucarística tiene como fin la persona divina de nuestro Señor Jesucristo presente en el Santísimo Sacramento. Él está vivo, quiere que le hablemos, Él nos hablará. Y este coloquio que se establece entre el alma y el Señor es la verdadera meditación...